Colegiata Santa Julia Santillana Del Mar Cantabria

En el centro de Santillana del Mar, podemos visitar un Monumento Nacional de estilo románico, La Colegiata de Santa Juliana o más conocida como la Colegiata de Santillana.

La colegiata de Santa Juliana, declarada monumento histórico en 1889, se construyó en estilo románico a mediados del siglo XII. Se trata del momento en que un antiguo monasterio, fundado en los siglos VII y IX para acoger las reliquias de Santa Juliana de Bitinia (Santa Illana, de donde procede el nombre de la villa), se transforma en colegiata, al cambiar la regla monástica que la rige por la de los canónigos de San Agustín.

El edificio más relevante del conjunto arquitectónico es la iglesia, que utiliza como modelo la de San Martín de Frómista, en Palencia, aunque la supera en tamaño. Consta de una cabecera con tres ábsides de planta semicircular, que se cubren con bóveda de horno y de cañón en el tramo recto del ábside central, más grande que los laterales. El crucero presenta bóvedas de cañón en sus tramos laterales, en tanto que el central dispone de una cúpula sobre pechinas y nervios falsos, que son producto de una reconstrucción del siglo XVIII, tras el derrumbe de la cúpula sobre trompas original. El cuerpo de la iglesia está formado por tres naves separadas por pilastras cruciformes, siendo la central más alta y ancha que las laterales.

La portada principal se ubica en la fachada sur, que posee un friso superior con diversos relieves en forma de apóstoles y santos, rodeando al Pantocrator. En el siglo XVIII se añadió un frontón triangular con la imagen de Santa Juliana, además de la galería de aros que se alza sobre la nave de la epístola.